Acerinox obtuvo un beneficio neto de 609 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa un 201% más que en el mismo periodo del año pasado, cuando se situó en 203 millones de euros, y los mejores resultados semestrales de su historia, informó la compañía.