Adicae calcula que la banca podría devolver en torno a 170 o 190 millones de euros por la ‘macrodemanda’ contra las cláusulas suelo cuyo fallo está pendiente de resolución en el Tribunal Supremo.