El fundador de Inditex, Amancio Ortega, ultima la compra de un rascacielos de apartamentos de lujo en Nueva York por 500 millones de dólares.