Applus registró un resultado neto ajustado de 53,3 millones de euros durante el primer semestre de este año, lo que supone un aumento del 23% respecto al logrado un año antes, cuando se situó en 43,3 millones de euros, según ha indicado la compañía, que mantiene las perspectivas de resultados para el ejercicio 2022.