Asaja ha advertido de un «otoño caliente», con nuevas movilizaciones en España por parte de agricultores y ganaderos ante la situación «insostenible» que vive el sector agrario y la «clamorosa falta de respuesta» del Gobierno, según informó en un comunicado.