El gobernador del Banco Nacional de Austria y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Robert Holzmann, ha abogado por una subida de medio punto porcentual de los tipos de interés en respuesta a la escalada de la inflación, que en mayo alcanzó un nuevo récord para la eurozona del 8,1%.