EH-Bildu aboga por actualizar y ampliar el código de buenas prácticas bancarias para mejorar las condiciones de protección para personas con dificultades en caso de impagos o conflictos con la banca, extender su obligación a todas las entidades vinculadas y prever un régimen sancionador frente a posibles incumplimientos.