El grupo automovilístico BMW registró un beneficio neto de 13.232 millones de euros en el primer semestre de año, lo que supone un aumento del 73,6% en la comparativa interanual, según las cifras presentadas este miércoles por la compañía.