El grupo alemán BMW contabilizó un volumen mundial de ventas de 1,16 millones de vehículos durante el primer semestre del año, lo que supone una disminución del 13,3% en comparación con el mismo período de 2021, cuando registró máximos históricos, según ha informado este viernes la empresa, que duplicó sus entregas de modelos electrificados.