La Comisión Europea ha aprobado este martes un plan español de 285 millones de euros en ayudas del fondo de recuperación de la UE para fomentar el paso del transporte de mercancías por carretera al ferrocarril, con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes del sector.