Precisa que las petroleras también se verán afectadas por el impuesto adicional a las eléctricas y niega un «choque» dentro del Gobierno