La firma canadiense CGI, que entró recientemente en España con la compra de CMC, ha registrado un beneficio neto de 364,3 millones de dólares canadienses (278 millones de euros al cambio) en el tercer trimestre de su año fiscal (abril a junio), un 7,6% más que en el mismo periodo de 2021.