La senda de normalización de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) revertirá la asequibilidad de la deuda y contribuirá a reducir el espacio fiscal de los países de la zona euro y, en particular, en los casos de España, Portugal e Italia, según la agencia Moody’s.