El Banco Popular de China (BPC) ha asegurado que seguirá manteniendo una postura monetaria que respalde la recuperación de la economía, después del impacto de la pandemia de Covid-19 y de las sucesivas restricciones impuestas para contener los contagios, así como por el impacto de las turbulencias externas.