El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido adoptar nuevas medidas para incluir consideraciones climáticas en el marco de política monetaria del Eurosistema, lo que llevará a la institución a ajustar desde el próximo mes de octubre sus tenencias de bonos corporativos y su sistema de activos de garantía, según ha anunciado la entidad.