El Consejo Económico y Social de España (CES) ha criticado la bonificación extraordinaria de 20 céntimos de euro por litro de combustible por considerarla una medida fiscal «regresiva», que «choca» con el reto de descarbonizar la economía, «que no cumple sus objetivos» y cuyo coste «sería más efectivo si se destinara a ayudar a los colectivos más vulnerables».