El Euríbor a doce meses ha registrado un nuevo incremento mensual y ha cerrado mayo en el 0,287%, tras haber dejado atrás el terreno negativo en abril por primera vez en más de seis años, lo que propiciará un encarecimiento de las hipotecas variables referenciadas a este índice.