Llevará a Bruselas una reforma del mercado eléctrico para desacoplar el precio del gas y un límite al precio de las emisiones de CO2