El Gobierno se ha comprometido ante el departamento de mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) a aprobar un nuevo paquete de medidas similar al adoptado el pasado mes de marzo y que supuso la entrega de hasta 1.250 euros por camión o 500 euros por furgoneta.