El Gobierno no descarta prorrogar más allá del 30 de junio la limitación actualmente en vigor de no poder subir los alquileres de viviendas más de un 2% en las actualizaciones de rentas, dada la situación en la que todavía se encuentra la inflación como consecuencia de la guerra en Ucrania.