El Ibex 35 ha iniciado la sesión de este jueves con un retroceso del 0,5%, que le ha llevado al borde de los 7.900 puntos, en una jornada en la que los inversores estarán pendientes de las previsiones económicas de verano realizadas por Bruselas, la publicación de nuevos datos macro y de los resultados de Morgan Stanley y JP Morgan en Estados Unidos.