El Ibex 35 avanzaba un 0,58% en la media sesión, tras cuatro días consecutivos cerrando en negativo, impactado por el anuncio de los nuevos impuestos a la banca y a las eléctricas, los datos macroeconómicos, la guerra en Ucrania y el comienzo de los resultados en Estados Unidos.