El Ibex 35 ha iniciado la sesión de este viernes con un retroceso del 0,27%, lo que ha llevado al selectivo a situarse al borde de perder los 8.100 puntos, con los inversores pendientes de la publicación de nuevos datos macro, como el paro de Estados Unidos, y de la comparecencia de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde.