El Ibex 35 ha iniciado la sesión de este miércoles con un retroceso del 0,3%, que le ha llevado a despedirse de los 8.000 puntos, después de que ayer consiguiera ‘sujetarlos’ pese a las fuertes caídas de la banca por el nuevo impuesto temporal al sector anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.