El Ibex 35 ha cerrado julio en positivo, con un avance del 0,7% frente el dato a cierre de junio, y afianzándose en la cota de los 8.100 enteros, gracias al impulso de los resultados empresariales presentados en las últimas jornadas y en un mes marcado por las subidas de tipos del Banco Central Europeo (BCE) y de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.