El Ibex 35 se ha anotado una caída del 2,48% en la sesión de este martes, lo que le ha llevado a perder la cota de los 8.000 puntos por primera vez desde principios de marzo, en un escenario que sigue marcado por la elevada inflación, las decisiones de los bancos centrales y el temor a una desaceleración económica.