El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, se mantenía plano a media sesión y se aferraba al nivel de 8.100 puntos, en una jornada en la que se ha conocido que la actividad de las empresas Alemania y Francia se ha frenado hasta registrar mínimos de los últimos seis y cinco meses, respectivamente.