El índice de confianza del inversor español se situó en el -0,21 en el segundo trimestre del año, el primer resultado negativo después de seis trimestres en niveles récord positivos, según el índice de confianza de la gestora internacional JP Morgan Asset Management.