Los contratos fijos se cuadruplican y suponen el 44,5% del total y el sector servicios concentra la mayor parte de la reducción del desempleo