El producto interior bruto (PIB) del Reino Unido registró una contracción del 0,3% en abril respecto del mes anterior, cuando la segunda mayor economía europea ya había retrocedido un 0,1%, según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística (ONS).