El crecimiento del precio de la vivienda nueva alcanzará a lo largo del año el 7,19% y el de la vivienda de segunda mano crecerá el 3,97%, convergiendo al 4,59% y el 3,28%, respectivamente, al final de año, según un informe del XVI Observatorio de la Valoración de la Asociación Española de Valor (AEV).