El precio del gas en el mercado de Ámsterdam se puede disparar en las próximas semanas y llegar a los 300 euros/MWh pese a las restricciones al consumo que ha propuesto la Unión Europea y algunos países ante la llegada del invierno, según el servicio de estudios de XTB.