El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado este martes «parcialmente admisible» el recurso presentado por la filial suiza de Gazprom, Nord Stream 2 AG –responsable de la gestión del gasoducto que conecta Rusia con Alemania a través del mar Báltico– contra la revisión de la directiva europea que exige que se apliquen las normas del mercado interior de gas natural a las conexiones gasísticas con origen en países de fuera de la UE y que afectó a este gasoducto.