La comercializadora independiente Feníe Energía ha denunciado este jueves que la medida para topar el precio del gas con el que se genera electricidad adoptada tanto en España como en Portugal puede distorsionar el mercado, castigar a las pequeñas comercializadoras y reforzar así el dominio de las grandes compañías eléctricas.