Iberdrola ha suscrito con 24 bancos de distintas nacionalidades una nueva línea de crédito ligada a indicadores de sostenibilidad por valor de 2.500 millones de euros y con un coste que se sitúa en «mínimos históricos» para la compañía, informó el grupo.