Moody’s ha confirmado este viernes la nota de solvencia como emisor a largo plazo de España, con un rating ‘Baa1’, manteniendo al mismo tiempo la perspectiva en ‘estable’, según ha informado en un comunicado.