La confianza de los empresarios alemanes ha caído considerablemente en julio, según refleja el índice elaborado por el Instituto de Investigación Económica de Múnich (Ifo), que se ha situado en los 88,6 puntos desde los 92,2 puntos del mes pasado, alcanzando su valor más bajo desde junio de 2020, debido a que Alemania «está al borde de una recesión».