La posibilidad de que Mario Draghi renuncie a seguir liderando el Gobierno de Italia vuelve a presionar este jueves a la deuda transalpina horas antes de conocer el resultado de la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), que anunciará la primera subida de los tipos de interés en la zona euro desde 2011.