La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha calificado de «nefasta» la última sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que declaraba que los accionistas de Banco Popular no pueden reclamar a Banco Santander, y espera que este «fin inesperado» no suponga la imposición de costas en los procedimientos abiertos.