La deuda externa ostentada por España en calidad de acreedor con terceros países experimentó una reducción interanual durante el año 2021 del 2,48%, situándose en 13.043,4 millones de euros, siendo Grecia, Cuba, China, Túnez y Turquía, por ese orden, los principales deudores, representando conjuntamente aproximadamente el 71,7% de la deuda total.