La morosidad de los préstamos concedidos por el total de entidades de crédito a empresas y particulares se redujo en apenas un punto básico en mayo, hasta situarse en el 4,18%, frente al 4,19% de abril.