El Índice de Precios de Consumo (IPC) de Francia ha registrado en junio una subida interanual del 5,8%, seis décimas más que el incremento correspondiente al mes de mayo, según la lectura preliminar del dato publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos (Insee), que supone el mayor encarecimiento de los precios desde septiembre de 1985.