Los gobiernos europeos han dado este martes luz verde definitiva al ingreso de Croacia a la zona euro el próximo 1 de enero de 2023, lo que permitirá a los croatas pagar con la moneda única apenas diez años después de que el país entrara a formar parte de la Unión Europea.