La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha sido objeto de un reciente «incidente cibernético», según ha confirmado el banco central, subrayando que ninguna información fue comprometida.