Las eléctricas lideraron este martes las caídas en la sesión bursátil y se dejaron casi 3.700 millones de euros de su capitalización en Bolsa ante la amenaza del Gobierno de aplicar a estas compañías un recargo fiscal sobre sus beneficios a partir del próximo ejercicio.