Las firmas de inversión ya anticipan una recesión técnica (caídas en el PIB durante dos trimestres) de cara a 2024 a nivel global, tal y como han expuesto algunas entidades en sus previsiones para el segundo semestre.