El mercado automovilístico español registró en julio unas matriculaciones de 73.378 turismos y todoterrenos, lo que representa una caída del 12,54%, mientras que en lo que va de año acumuló un retroceso del 11%, hasta 481.135 unidades.