Las informaciones que circulan este martes sobre la posibilidad de que el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) discuta en su reunión del jueves una subida de tipos de 50 puntos básicos en vez de limitarse al incremento de un cuarto de punto prometido hace un mes sirven de estímulo a la cotización del euro frente al dólar, así como a la de los bancos de la eurozona.