La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha indicado este martes a Vox que no puede hablar de gastos públicos impropios porque su líder, Santiago Abascal, ocupó un «chiringuito» creado expresamente para él.