El número de contratos indefinidos firmados en los cinco primeros meses rozó la cifra de 2,5 millones, tres veces más que los realizados en el mismo periodo del año pasado (784.041), según un informe de Randstad que pone en valor la eficacia de la reforma laboral.